¿

Multiplicar el valor de las personas en la empresa es posible

Se puede alimentar y revalorizar el potencial de un trabajador y afectar de manera positiva al ciclo de vida de un trabajador en la empresa.

Cuando pensamos en las tareas que desempeña un Director de Recursos Humanos nos viene a la mente cuestiones como reclutamiento, selección, definición de puestos y desempeños o retención del talento en la empresa. Sin embargo, estas no son más que tareas que persiguen la consecución de un objetivo clave en la Gestión Empresarial de los Recursos Humanos; la eficiente asignación de las personas para el desempeño y la productividad en los diferentes puestos de trabajo.

Existen numerosas estrategias para lograr el objetivo citado, sin embargo, tan sólo una de ellas consigue de manera excepcional ser el eje vertebrador de la eficiencia en la gestión de los Recursos Humanos en la empresa.

Hablamos de la revalorización continua del potencial personal y profesional de los empleados en la Organización.

La palabra “potencial” manifiesta y revela un gran número de significados que aplicados a la empresa multiplica enormemente su valor. En toda y cada una de sus dimensiones, esta palabra aplicada a las personas nos acerca al 100% de la utilización de todos sus recursos personales y profesionales.

Algunos de estos significados han servido durante años de inspiración para los mejores líderes en Recursos Humanos.

Etimológicamente, la palabra “potencial” significa:

  • Que tiene o encierra en sí potencia. Lo que supone una fuente de energía interior y capacidades innatas.
  • Perteneciente a la potencia. El ser humano es relativo al Universo, a la transformación y liberación de energías.
  • Que tiene la virtud y la equivalencia a otras. Es fuente de adaptación y equiparación a la potencia de un grupo.
  • Que puede suceder o existir en contraposición a lo que existe. El ser humano es capaz de emerger de fuerzas opuestas. Del caos al orden, de lo material a lo espiritual.
  • Que expresa posibilidad. El ser humano es un recurso ilimitado de transformación de intangibles o ideas en realidad.
  • Fuerza o poder disponible de determinado orden. Como componente de un todo organizacional y universal.
  • Magnitud que expresa la diferencia de tensión entre dos puntos de un circuito. El potencial humano es una gran unidad de medida entre iguales dentro de una organización.
  • Función matemática que permite determinar la intensidad de un campo de fuerzas en un punto dado. El potencial humano puede convertirse en un indicador de rendimiento empresarial.

 En Feel Good in Companies nos especializamos en despertar el potencial de los trabajadores en la empresa. Para nosotros, las personas son la fuente de vitalidad, progreso y rendimiento económico en la empresa.

Algunos economistas como Becker, Premio Nobel gracias a su estudio del concepto Capital Humano, coinciden con la filosofía Feel Good en su defensa del análisis de las sociedades del conocimiento. Becker manifestó que:

 “El capital humano es el mayor tesoro de las empresas. Así como el conocimiento y las habilidades que forman parte de las personas, su salud y la calidad de sus hábitos de trabajo. Además, el capital humano es lo más importante para la productividad de las economías modernas, ya que esta productividad se basa en la creación, difusión y utilización del Saber.”

Pero, ¿cuánto dura la productividad en un trabajador? ¿Se puede alimentar y revalorizar el potencial de un empleado?

En Feel Good para ayudar a definir cuál es el ciclo de vida de un trabajador hemos creado un modelo empresarial o Sistema Feel Good como contrapunto al ciclo de vida útil de un trabajador en un Modelo empresarial tipo existente hoy en día.

¿Cómo es el modelo empresarial de gestión de Recursos Humanos hoy día?

En las empresas actuales el ciclo de vida de un trabajador pasa por las siguientes fases:

  • FASE 1. Detección de una necesidad de contratación. Se define un perfil de puesto de trabajo y se procede a contratar un valor añadido para la empresa.
  • FASE 2. Una vez contratado, el trabajador sufre en los primeros meses la presión de la adaptación y las exigencias del puesto lo que supone un desgaste del desempeño del trabajador en los primeros meses en la empresa. El trabajador no es capaz de aportar nada nuevo, sino que comienza a imitar procesos que han fracasado anteriormente.
  • FASE 3. El trabajador ha aprendido a sobrevivir en la empresa. Cumple sus funciones y no emplea sus talentos y potencialidades al servicio de la organización. Se encuentra totalmente desmotivado y desganado.
  • FASE 4. El trabajador pierde su confianza. Sus superiores han puesto en entredicho su trabajo durante meses y ahora duda de si hace las cosas bien o las hace mal.
  • FASE 5. Obsolescencia. El trabajador pierde su potencial mientras surgen nuevas competencias e innovaciones en el mercado laboral que afectan a su puesto de trabajo. El trabajador no es capaz de asumir nuevos conocimientos y retos.
  • FASE 6. El trabajador sufre estrés y una gran desmotivación. Posiblemente cause bajas en la empresa por desgaste de salud. Su destino final es el cese o despido.

¿Cómo es un sistema Feel Good de revalorización del potencial de los trabajadores en la empresa?

A diferencia de lo anterior, un Sistema Feel Good permite al Departamento de Recursos Humanos considerar la revalorización y desarrollo del potencial humano como estrategia de productividad a lo largo de la vida laboral de un trabajador hasta su jubilación.

Las fases en que se divide el ciclo de vida de un trabajador en la empresa bajo un Sistema Feel Good de desarrollo de potencial humano son:

  • FASE 1. Detección de una necesidad de contratación. Se define un perfil de puesto y se procede a contratar un valor añadido para la empresa.
  • FASE 2. Consideración del trabajador por parte de la empresa. Se reconocen sus habilidades innatas, se estudia su potencial y se plantea un plan de crecimiento personal y profesional en la empresa.
  • FASE 3. El trabajador se encuentra motivado. La organización alimenta continuamente sus habilidades al servicio de la empresa. Reta, corrige y perfecciona su trabajo. No tiene miedo a equivocarse y tiene la intención de aprender de manera continua. Se involucra en el programa de Salud Activa de Feel Good.
  • FASE 4. Aumento de la autoestima. El trabajador comenzó con unas habilidades que han sido potenciadas en la empresa. Será un trabajador feliz, con confianza en su desempeño y una gran fuerza física y mental.
  • FASE 5. Revalorización del perfil del trabajador. Es un empleado al alza. Su perfil en el mercado laboral se ha revalorizado gracias al desarrollo de su potencial humano y profesional. La empresa motivará su ascenso y reconocimientos.
  • FASE 6. Crecimiento del trabajador y la empresa. Una organización con empleados al 100% de su potencial ha transformado los costes de personal en activos. La empresa genera beneficios por encima de los iniciales y puede reinvertir en los Recursos Humanos.
  • FASE FEEL GOOD. Fortalecimiento de la estructura empresarial. Un buen clima laboral se transforma en entorno feliz donde los trabajadores rentables quieren permanecer en la empresa sin necesidad de emplear esfuerzos en retener el talento. Una empresa en Fase Feel Good es una empresa completamente sana.

¿Quieres implementar un Sistema Feel Good en tu empresa y despertar todo el potencial de tus trabajadores?

Contacta con nosotros, estudiamos el valor humano de su compañía y lo multiplicamos implantando un programa personalizado de Salud Activa en tu Empresa.

¡Quiero recibir información!
By | 2018-03-08T18:47:27+00:00 enero 29th, 2018|